martes, 24 de abril de 2012

Encantamiento 64: Maneras efectiva de escuchar conversaciones ajenas: hacerse el durmiente.

//¿No queríais uno largo? PUES TOMAR LARGURA//


Los pitidos de una maquina me recibieron al despertar. Podía reconocer mis latidos en ellos. No estaba muerto.
Maldita sea, realmente creí que esta vez la palma, joder, pero aquí sigo, jajaja. Lena rompió la mayor parte de cadenas, así que… no había sido tan grave; unos huesos muy rotos y ya…
Empecé a reírme, los puntos se tensaron. La tos seca con sabor a sangre me hizo estremecerme.
-¿Alec? –la voz de Gin, el medicucho, se aproximó con pasos veloces hasta mi cama. No podía abrir los ojos de los pesados que los sentía, pero no importaba pues percibí que una venda de gasa me los tapaba de todos modos. Así como unas grapas metálicas en la cabeza-. ¿Puedes escucharme? Responde si me oyes.
-Muérete…
Volví a desmayarme con una sonrisa en los labios.
***
-¿Cómo está?
Gin suspiró. –Mal. Pero mejor. Al fin pude drenarle los pulmones… Estaba peor de lo que pensábamos…
-¿Peor?
-No quieras saberlo… No sé ni cómo ha podido moverse hasta ahora.
-Pero…
-No. Recupera la conciencia a ratos, pero la pierde enseguida.
-¿Y ha dicho algo?
Soltó una risa lastimera-: Básicamente nos desea lo peor del mundo, pero lo hace de corazón.
***
-Ya hasta extraño que te metas conmigo. Por favor, despierta. No nos dejes... Te quiero demasiado para soportarlo. Te amo, maldito capullo.
***
-Albert, deberías irte. Aunque te pases los días junto a su cama, no mejorará antes.
-Solo despierta cuando no estoy aquí.
-… ¿Y qué es lo que quieres decirle? –Albert no respondió. Solo después de un buen rato, cuando Gin se fue, me susurró-: Nunca he sido un buen padre… Lo siento.
Ni nunca lo serás.
***
-Lena… tú querías venir…
-Ya, Colyn… pero –se dio la vuelta y corrió hacia la puerta, cerrando detrás de ella.
Colyn suspiró.
Colyn… había vuelto a la Orden… aunque era ahora un hombre lobo; conseguí pensar con dificultad, incluso algo tan sencillo hacía que me martilleara la cabeza. Debía de estar ocultándolo, de lo contrario ya lo hubieran matado, ¿pero cómo? No es que fuera algo fácil de esconder…
-A ver si te recuperas pronto, empezamos a necesitarte para poner orden. Já, parece mentira: tú, poniendo orden… –Guardó silencio lo que debieron ser varios minutos que a mí se me pasaron volados-. Creo que nunca te lo he dicho, pero creo que eres… realmente eres un héroe.
-¿Un héroe, en serio lo piensas? –Robert entró cerrando la puerta con un portazo.
-Hola, Rob... ¿Lena se fue?
-Ahí fuera no estaba cuando llegué. ¿Es que ha venido… a verle?
Colyn asintió. –A veces lo hace. Pero siempre se queda fuera. Igual que con su padre… La cosa está realmente complicada…
-¿Por Lena?
-Sobre todo.
-… ¿Apruebas lo que le hizo a su padre? Colyn, no me mientas. Te conozco desde niños y sé cuando me mientes –amenazó-. ¿Crees que no sé qué os lleváis secretitos vosotros dos, tú y esta escoria? De repente sois muy amigos.
-¿Estás celoso?
-No –pero sonó como un niño pequeño enfurruñado.
Colyn volvió a suspirar. Era inútil hacer entrar en razón a ese cabeza hueca.
-No lo apruebo. Pero lo comprendo, después de todo, ¿tú no habrías hecho lo mismo de haber estado en la misma situación, de tener la oportunidad?
-No siendo el padre de Lena… Ella ahora está sufriendo.
-Rob…
***
-Albert, he estado pensando…
-Dime ya que es lo qué ocurre. Somos amigos, Gin.
-Es que… Me he estado fijando, aunque creo que nadie más lo ha hecho, y… estaba pensando en que Alec y Robert se parecen bastante. Se parecen a ti -Se notó en el aire cómo Albert se tensaba-. Y… la vez aquella en la iglesia de los Marianicos cuando le agradeciste a Alec salvarte… Te comportaste igual que cuando Rob se rompió una pierna por intentar salvarte cuando le ordenaron quedarse quieto siendo más pequeño… Y, además, el hecho de que os conocíais de antes… ¿Por qué estás intentado protegerle? Nadie aquí lo entiende.
-Gin, no finjas y enuncia la pregunta como realmente la piensas.
Gin suspiró. -Alec… ¿Alexander Derek Seamair es… tu hijo, Albert?
-Así es.
-¡Albert! ¡Pero…! ¡Él es un demonio…! –dijo como si eso bastara para dar por falso toda su confesión-. Tú… entonces… Madre mía, madre mía –Gin se levantó de su silla y empezó a dar vueltas en círculos-. ¡Podrían echarte! ¿Qué digo? ¡Tendrías suerte si no te ejecutan por traición! Albert, cómo…
-Ginneas, por favor, cálmate. Sé a lo que me atengo de descubrirse. Y, aunque no te lo creas, su madre no me obligó a nada…
-No hablas en serio.
Albert asintió. –Pensé muchas veces en divorciarme de Karen e irme con la madre de Alec. Pero llegó la profecía sobre el futuro de Robert con su nacimiento, mi ascenso, el puesto de liderazgo y otro en la academia… Se complicó demasiado y… –y nos abandonó-. Creí que nuestras naturalezas se habían anulado en él y era humano, rezaba porque así fuera; por ello nunca le hablé a Alec sobre la Orden. Y hasta hace poco pensaba que Alec estaba muerto. No sabes hasta qué punto me sorprendió su aparición en el Cuartel General la primera vez.
-Entonces lo que decía Dande es cierto: Alexander es el bastardo de un Guardián… ¿Cómo es posible? Dos especies tan distintas… No creí que fuera posible.
-¿Crees que eso es lo que lo ha salvado de la Luz? Ni siquiera los humanos más puros…
-Es la única explicación que se me ocurre. Un demonio capaz de sobrevivir a la Luz y salir bajo el sol, y un Guardián con poderes mágicos… El sueño de muchos. Alec es más especial de lo que creíamos… empiezo a entender que tenga tanto peso en la profecía de Rob. –Suspiró-. No me extraña que Alec sea tan desconfiado, cualquiera como Dande vendería su alma por obtener su secreto.
-Mataré a Dande si vuelve a intentar ponerle un dedo encima. No será difícil encontrar algún delito… ¿has visto las grabaciones que hacía a sus presos? No sería complicado demostrar que mantenía relaciones sexuales con esas prisioneras.
-¡Albert...! Eres... ¡un corrupto!
-Perfecto. Así iré al Infierno –encendió un nuevo cigarrillo pasándose por el forro que aquello era una enfermería-. Llevo tiempo esperando que una batalla o el tabaco me maten para poder reunirme con Ella allí bajo.
***
Unos chasquidos de dedos me sobresaltaron.
-¿Qué día es hoy? –tardé en reconocer la voz de C.Lence. Tenía el cerebro embotado.
-¿Y me lo preguntas… a mí?
-Creo que le dais demasiada morfina.
-Déjalo así, puta desteñida –la voz no consiguió salir de mis labios, pero ella lo entendió.
-Cuida ese lenguaje, hibrido. ¿Ya quieres morir?
No respondí. Volvía a irme al mundo de las sombras.
-Así me gusta. Cumple tu destino y tráenos el Caos. Lo haces bien.
***
-Alec… Alexander, sé que estás despierto.
Resoplé. -¿Y?
La sonrisa se distinguió en la voz de Gin: -Ya te cuesta menos hablar, eso es bueno.
Resople otra vez. -¿Cuánto llevo aquí?
-Casi una semana y media.
-¿Y el Dr.?
-Yo soy doctor. –Sabía perfectamente a quién me refería-: En el hospital… Nosotros estamos en la enfermería de la Academia.
-Humm. -como suponía, ninguno de los dos estábamos muertos (klrhissorgo, encima que le puse velitas a Belcebú…).
-¿Estas lúcido?
–Más que nunca desde antes de mi boda.
Me aparté la venda de los ojos y con mucho esfuerzo logré abrir los parpados. Me sentían las pupilas muy dilatadas y la vista borrosa. No podía enfocar a Gin. Éste esperó sin prisas hasta que me incorporé en la cama. Tenía todo el estómago cosido y con apretadas vendas que no me dejaban doblarme lo más mínimo, igual que si fuera un tablón de madera.
Contuve el aliento, haciendo un reconocimiento de mi estado.
-¿Y mi pierna?
Gin tragó saliva.
-Lo siento, no estaba… cuando te encontramos.
-¿Cunado me encontrásteis? ¿No estaba Lena conmigo?
-¿Eh? No… -pareció sorprendido-. Te encontramos entre otras victimas mucho despues de que los demonios abandonaran el lugar… cuando salió el Sol.
O sea, que ni Rob ni Lena había hecho mucho por ayudarme, menos mal que son los Buenos.
Volví a mirarme; no tenía ganas de pensar en idiotas cobardicas con aires de grandeza. Tuve que hacer un esfuerzo para no estremecerme ni gimotear. No sé por qué pero de repente me afectó de verdad, ya había dejado atrás los problemas mayores que me distraían de este. Sólo ahora me percaté de que ya no podría correr, ni sentir el aire contra la piel, ni la tierra en mis pies, tampoco saltar si no era a la pata coja (ugh, iba a ser difícil conservar la dignidad). Al menos hasta que la recuperara.
-Puede que no la hayan mancillado demasiado todavía.
-¿Sí?
-A veces se quedan esas cosas como trofeos… espero que no la disequen, lo complicaría mucho.
-¿Entonces no habría problema con volver a cosérte la pierna si la encontramos? -Negué. –Menos mal –sonrió con sinceridad-. ¿Y que es esa cosa que llevas en la muñeca? No conseguimos quitártela.
Bajé la mirada a la trenza de pelo rojo con cintas verdes que llevaba.
-Mi alianza. Kaila tiene una igual pero con un trozo de mi cabellera; es una especie de amenaza mutua: de igual modo que yo podría usarla para rastrearla o invocarla hasta aquí y tenderle una tramapa, ella puede hacer lo mismo conmigo. Pero dudo que ninguno se atreva…
-Vaya, qué tradición más interesante. ¿Entonces os habéis casado?
-Sí –la ceremonia y el hechizo eran cosas completamente independientes, pero Krisof había decidido encubrir una con la otra (hacernos tomar la pócima durante la fiesta de después… que por poco no lo consigue también).
-Oh, Dios. Dudo que se lo tome bien… -¿Quién, Lena? Pero no me dio tiempo a preguntar:- Dime, ¿cómo te sientes?
-Mal. Me duele todo y quiero llorar y meterme dos litros de morfina en sangre. O de whisky, lo mismo me da –me froté las sienes-. Siempre siento que me va a estallar el cerebro y la Luz se siente como brasas, pero nunca te acostumbras ni disminuye, sólo empeora. Cuesta imaginarlo si nunca lo has vivido. Y que me hayan dejado los huesos como papilla no ayuda que digamos, al menos curo medianamente rápido –al dejar de hablar me pregunté por qué estaba dando tantos detalles. Habría imaginado que lo decía en voz alta.
-O sea, que no es la primera vez que te hieren con Luz… ¿Esas marcas negras que tienes son por ella?
-Exacto, pero yo soy especial (¡wiii!), al contrario que los demonios y humanos, en los cuales no cierran las heridas de Luz, a mí me desaparecen con el tiempo. De lo contrario tendría el cuerpo lleno, pues Dande lo hacía muy a menudo.
-¿Cuándo?
-Cada tres meses durante dos años… Eso las inyecciones. También probaba armas… para ver si funcionaban.
Apenas percibí su largo silencio. Cuando volvió a hablar parecía apenado. O tal vez culpable:
-¿Qué edad tenías?
-Ocho años; eso fue hace diez.
-Dime… qué te hacía exactamente, por favor…
Resoplé. –Pues nada agradable. Nunca he sido masoquista, la verdad (aunque con mi historial empiece a parecerlo). Le gustaba hacerme amputaciones para luego unírmelas y ver cómo regeneraba –me estremecí-. Y me quitó un riñón, pero no sé qué hizo exactamente con él; no me lo devolvió. También contabilizar cuanto tardaba en desangrarme. Algunas veces probó los venenos y… la terapia de electroshock –me encogí al recordar las quemaduras. ¿Por qué estaba contándole eso? Me costaba pensar, pero mi lengua se movía con independencia-; quedaba con la piel tan quemada que se me caía igual que una serpiente muda la piel. También perdí todo el pelo, encima de que era feo con ganas… -hice un esfuerzo por callarme- Y… también... me… -no podía frenarme. Era físicamente imposible. Como una ola demasiado grande que me arrastraba a contestar a su pregunta.
Suero de la verdad.
Aguanté la respiración. Se me desencajó la expresión, creo que mis ojos nunca lucieron tan grandes.
¿Cómo, cómo habían conseguido algo tan raro? Mierda, yo le robé un frasco a la gitana… ¿¡y mis botas, qué han hecho con ellas!? ¡¡Mierda, me han registrado; a saber qué más cosas incriminatorias habrán encontrado!!
-¡Alec, ¿qué pasa, estás bien?!
De nuevo el impulso de responder, era una necesidad. Responde, responde, tienes que decírselo; se repetía de fondo en mi cabeza, impidiéndome escuchar mis propios pensamientos. Si intentaba gritar más fuerte, su volumen también aumentaba. Malditos cabrones, habían aprovechado mi inconsciencia para hacerme tomar suero de la verdad (encima, el que yo mismo guardaba).
La voz me tembló, empezaba a jadear por el esfuerzo de resistirme. -Te… he… dicho… ¡que no!
-Alec, ¿qué te duele?
-También te lo dicho: TODO.
Entonces lo vi: Gin tenía una grabadora en la mano. La ira ascendió, cegándome por una fracción de segundo. Suficiente para condenarme.
Tomé la bandeja metálica que había junto a mi camilla y la estampé en su cara. Gin no lo vio venir. Enganché el cuello de su camisa, alzando el puño sobre nuestras cabezas. Mis dedos crujieron dolorosamente contra su mandíbula. Se desplomó de su taburete con una ceja partida y ensangrentada.
-¿¡Qué pasa!? –me miró sobresaltado e incrédulo, más que eso, me miraba con miedo, la clase de terror que se le tiene a los monstruos de las pesadillas.
-Que tolero muy mal ser un prisionero obligado.
-¿Cómo?
-Suero de la verdad, estúpido, no mientas –le arrebaté la grabadora y la lancé con todas mis fuerzas para asegurarme de que acababa destrozada.
-Te diste cuenta…
-Obvio que sí.
-Intenté impedirlo, Alec. Pero los líderes…
Solté la bandeja. Me destapé la sábana saltando fuera de la cama. Yo hubiera hecho lo mismo, sin duda, pero aunque lo comprendiera no por eso pensaba perdonárselo. Mi mirada se lo dijo todo: OS ODIO.
Tomé las muletas que habían dejado (muy amablemente) junto a mi cama. Llevaba una especie de pijama de tela mala y muy corto de esos que dan en los hospitales (al menos no es una bata de esas con la espalda al aire).
Me dirigí hacia la salida.
Gin se estaba reincorporando. -¡¿A dónde vas?!
-Donde no tenga que verte, capullo.
Incluso con muletas y el cuerpo encabestrillado era más rápido que él, así que al girar la esquina ya le había dejado atrás.

12 comentarios:

  1. DWOEPHJFKLSKJCNHOWERNVKJSDN
    GUAYYYYYYYYYYYYYYYYYYYYYYYYY
    *___________* Dande es un capullo se merece morir y se merece lo que Alec le hizo e.e Yo le torturaria igual que hizo él con Alec! Haber que se siente! Le quitaria un higado y que se joda ¬¬ no se lo devolvere! Le imputare una mano y no creo que se genere... xDDD
    Aleccc _*________________* Maravillosooooo *__________*
    Lena malaaa ¬¬ Ya decia que lso humanos mortales son asquerosos molan mas los hibridos y las ranas mutantes *___* Ya sabes!
    Rob.. y Alec ¬¬ me pregunta que cara se quedará a rob cuando se entere que ese es su hermano.
    COLYN! CUANTO TIEMPOOOOOOOOOOOOO LE ECHABA DE MENOS *_________* Grandioso (se me olvido que ese tambien me gustaba :$ jajaaj)
    ¿Pero como que no es lobo ya? O.O Con lo que me ponen a mi los hombres lobos :$ Grrr ajjajajajaja
    ¿¿KRISOFINNO?! Donde esta mi amores ¬¬¬
    C.Lence dijoq ue Alec trae el caos?! Osea.. alec sera el malo y luchara contra rob?! O.O (Ya veo un futuro tragico xD)
    ¡te dije que no me gustaba gin! y ahora le odio mas ¬¬ no me gustoo desde un prncipio ¬¬, tiene el nombre de mi querido amigo chino yin ¬¬ (el de la panaderia donde compramos chuches :P jajaja) ¬ ¬ no le quiero con CAMP ME NIEGOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO y ensima grabando sera hijo weidepdejlnmdfke ¬¬ capullo ¬¬
    Jajaja no puedo comentarte más, ale. Te conformas con esto
    PD: Alec & CAMP forever! (más que una amistad de hermanos! hip hip hurraaaa! xD se me va.. xD)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hummm, yo creo que sin higado no se vive... xD Pero mira, un capullo menos
      Siempre me lo imagino a Rob con cara de empanadilla y una boca muy grande como para comerse un balón de rugby cuando llegue ese día, puajaja xD
      Colyn... quién ha dicho que ya no sea hombrelobo? ;P
      Kristof está en el balneario, eso *muy seria te lo dice*
      Jejeje, mi Alec en plan caballero del apocalipsis... mola esa imagen, a que sí?
      En realidad se llama Ginneas Jeis Finekan XD

      Eliminar
  2. PD: Primeraaaa *_______________* otra vez jijiji ^^ (que orgullo xD!) ahora no me ire a la academia con la mente de leerte y que no se me olvide uff *__________* ire super feliz al leer el capitulo!
    PD: No era largo ¬¬ me esperaba algo más largo ¬¬ Mala bruja pecora< ¬¬

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. CÓMO QUE NO ERA LARGO??? ME OCUPABA TRES PAG Y MEDIA EN EL WORD!!!

      Eliminar
    2. PD: Mala pecora y a mucha honra :P

      Eliminar
    3. Buuuu eso es cortisimo ¬¬ Normalmente se sube un capitulo de 6 paginas en el word porfavor ¬¬ BUUUUU CORTOOO (y ahora con más razon xD) y Sigo el comentario:
      ¡COMO SEA LA RUBIA QUIEN SE DECLARA YO.. YO... IFOWEHYAKJ! ¿okis? ¬¬
      ¿¡POR QUE CAMP NO LE VISITA?! Es su hermano-amigo-novio (heraminov!) xD
      Y joder... esta casado con una pelirroja de armas tomar.. O.O Me pregunto que pasará más cuando se vuelvan a encontrar... (+Hola.. marido *con ascco* -hola esposa mia *mirada fulminadora* x- que bonita pareja *dice Kristof xD*)
      ¡¿A quien no le va agustar que se haya casado?! Pues a mi ¬¬
      Y Lena si nole gusta que se joda ¬¬ ya le abandono hay al pobre cojito mio ¬¬ que gente mas rara anda suelta xD (no me conteis xD)
      y insisto... ¡MUY CORTO! ¬¬

      Eliminar
    4. Si casi todos mis caps son de 2!!!! Tú qué hablas??? (todo desde el cariño, que conste)
      Tú, qué? :D
      Ya diré por qué no está...
      Hermosa pareja *.* Tipo: K: pero venga, daros la manita *sacando la guadaña* y ahora un besiko :D
      NO ES CORTO, ES REGULAR

      Eliminar
    5. Pero a mi los otros capitulos (cuando me ponia al dia) me parecia largo ya que me leia mas de 3 en un dia T_T) ¡Ya sabes! Min.6 paginas ¬¬ o 4 ¬¬
      ¿Regular? Ni le llega a las medias xD con el regular bajo puede que si...
      Y no me lo puedes decir ahora... ¿saldra mi querida camp?
      Por cierto, ¿que preguntas que dijistes en tuenti que te contestará?
      PD: Al fina me restrase y llegué 5 min ¬¬ sientete culpable xD

      Eliminar
  3. aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaah la madre del cordero! satán y toda su corte en los infiernos tomando palomitas mientras leen este capítulo!! En el infierno debes tener clubs de fans! XD Me muero pa siempre
    CA-PI-TU-LA-ZO! Asi! tal cual lo lees! por poco se me desencaja la mandíbula conforme iba leyendo!
    La que le confiesa su amor incondicional de damisela en apuros, es Flor; no? bueeeno..que conste que por esta vez dada la situación en que se encuentra mi amor, lo pasaré pro alto, pero
    I´m watching you, Flor!
    Luego el momento culebrón: "Alec, es tu hijo?"
    La prueba de paternidad demuestra que si XD lalala si, es lo que he pensado conforme leía ese fragmento; y luego me he enternecido cuando ha dicho que querría morir e ir al infierno para estar con Ella e//////////e eso me ha derretido de amor y ternura que conste
    Rob...ay Rob...cuando te enteres del pastel, te va a reventar la cabeza por la tensión XD Como si lo viera
    C.Lence muy en su línea: me da igual que os matéis mientras se cumpla la profecía *se mueve de manera sibilina*
    Lena la pobre no da para mas T---T Aish que tu eres todo amor
    Y como ha logrado Colin ocultarse?? Ò.ó me parece que me he perdido algo XD
    Y me parece un sucio rastrero lo del suero de la verdad ¬¬ si no os lo quiere contar por algo será! bitches! xP
    En fin..que estoy que no me lo creo y que me ha encantado, de lo mejorcito que te he leído (y créeme tu nivel esta por las nubes *boing boing*)
    Tuya en el fanatismo, gamba-Girl

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí también me gustaría pasarme una temporada allí abajo, a ver si de erasmus... xD
      *leyendo a salos. Volviendo a leerlo todo seguido* Kyaaaa.
      No ibas a perdonarselo??? P-pero si es súper bonito, que ellas piensan que se les muere en esa camilla e inenta decirselo, con lo que le cuesta siquiera pensar esa posibilidad..! *en plan culebronil*

      Puro colebrón... le falta la banda sonora (robemosela a Pasión de Gavilanes)
      Albert power (tiene unos puntazos egoistas que hacen que lo ame)

      =-= me los he imaginado: Rob con la cabeza hinchada como un globo y C.Lence reptando entre media y mientras alec con cara de Awesome face...


      No te has perdido nada con Colyn, es que no lo expliqué, ya lo haré...
      Muy rastrero, sip, poruqe lo escribí pensando en qué es lo que haría Alec, muajaja
      Al nivel de los aviones xD

      Eliminar
  4. ¿¡PERO QUÉ NARICES ES ESSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSTO!?
    (Amé que el capítulo fuera largo, bendita seas *-*)

    Puffffffffffffffffffffffffff, Lena sale en qué? Una línea? Y ni siquiera habla con Alec...¡NI PASA DE LA PUERTA! Oyes, y estoy viendo que Nicole se le declaró de nuevo...HAY QUE JODERSE. Ale; Ahora no solo es la dramática, estúpida, famosa, perfectísima, guapísima, trabajadora y adorada Nicole, nono, ahora ES CURSI. YEAH :D
    Más motivos para odiarla. Osea...que Nicole se le confiesa y Lena no pasa de la puerta? VEEEEEEEEENGAAAAAAAAAAAAA ¬¬

    EYEYEYEYEYEYEYEYE Y ya vale de hacer quedar a Lena mal. ¡¡¡QUE NO ES MALA!!! Ya vi como la dejaste quedar como el culo con lo de que no aparecieron ni Rob ni ella cuando recogieron a Alec. ¡¡¡POR ALGO SERÍA!!!

    JUM. Ya veo que solo defiendes a Nicole/Flor (leí los comentarios)
    BIEN, NO PASA NADA, YO DEFIENDO A LENA, AL PARECER CARMEN Y YO SOMOS LAS UNICAS T_T

    Colyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyn :D
    Jjajajajajajajajja creo que es gay JAJAJAJAJAJAJJAJAJAJAJJA -¿Estás celoso?
    PUAJAJAJAJAJAJAJAJAJ XDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDD

    JUM. Pues ale, ale, ya que Alec piensa que Lena es una escoria ¬¬¬¬¬¬¬¬ que se vaya con su perfecta y querida Nicole y que Lena se quede CON ROB, QUE SE PREOCUPA POR ELLA Y AL PARECER ES EL ÚNICO DDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDD:

    SIGUIENTEEEEEEEEEEEEEEEEEEE
    ASÍ DE LARGOS GENIAL :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esto... esto... ESTO ES QUESO (?)
      Lena está en pleno conflicto emocional, no puede hacer faboritismos entre su padre y Alec, a sus ojos los dos son malos!
      Wiii, ganando puntos *apuntandose la frase de Gaby*
      Es por algo sí, porque Rob le dice "no respira, vamonos" pero se dice despues, si todavía no lo sabe...
      Ya contaba con que la defendieras hasta la muerte ^^
      Escoria? Wath, ande ha dicho eso Alec?

      AL FIN ALGUIEN QUE NO SE ME QUEJA DE CORTOS, EH, LOKI ¬¬

      Eliminar